Skip to main content
HistoriasIslabentura CanariasLa Palma

Hugo Castro, el espía de la CIA que escuchaba el mar

By 17 febrero, 2022marzo 2nd, 2022No Comments

Hoy es uno de los puntos turísticos más importantes de La Palma, pero a mediados de los años 60 del siglo pasado, en plena Guerra Fría, Puerto de Naos en Los Llanos de Aridane era un lugar de la costa palmera en el que se congregaban unos pocos pescadores. Fue la localización elegida por el ejército americano, en connivencia con la dictadura española, para ubicar una supuesta base de detección de cetáceos que, amparada en la Universidad de Columbia de Nueva York, se suponía que se encargaría de labores medioambientales. Hugo entró a formar parte en 1963 de la plantilla de la denominada base americana de Puerto de Naos para la observación de cetáceos, pero nada más alejado de la realidad fue el destino real de la instalación. Su objetivo fue el de localizar los Submarinos Balísticos de Propulsión Nuclear de la URSS que cruzaban las aguas del Océano Atlántico, principal teatro de operaciones por esos años.